Movilizaciones en Francia por el desarrollo de los cuidados paliativos

Movilizaciones en Francia por el desarrollo de los cuidados paliativos y en protesta por la ley Claeys-Leonetti de eutanasia encubierta

http://www.profesionalesetica.org, Escrito el 05/10/2015 2101510 SPT

Mientras en España se intenta instrumentalizar el caso Andrea para volver a introducir la eutanasia en la agenda política, la Asamblea Nacional francesa tramitará a partir de hoy, 5 de octubre, en segunda lectura la ley Claeys-Leonetti de eutanasia encubierta, tras su desconcertante paso por el Senado,

Para pedir la modificación de este proyecto legislativo y, a la vez, la puesta en marcha efectiva y sin más demora de un plan de desarrollo de los cuidados paliativos, el movimiento Soulager mais pas tuer (“Paliar, no matar”) había convocado movilizaciones en trece ciudades-prefectura de las nuevas regiones francesas el pasado sábado 3 de octubre.

Con este motivo, ofrecemos la traducción al español de la interesante entrevista que Tugdual Derville, delegado general de Alliance Vita, concedió en los días previos de las referidas movilizaciones a Frédéric Aimard.

A quienes se oponen a la eutanasia se les invita a manifestarse, el 3 de octubre, ante las nuevas prefecturas regionales. El delegado general de la Alianza VITA nos explica el por qué:

¿En qué momento del proceso legislativo de la ley “fin de la vida” nos encontramos?

A partir del 5 de octubre de 2015 la llamada ley Claeys-Leonetti llega de nuevo a la Asamblea nacional en segunda lectura sin haber sido modificada finalmente por el Senado. Su paso en junio ante de los senadores dio este extraño resultado: tras un profundo trabajo en comisión, y después en pleno, el texto había sido revisado en profundidad. Todas sus ambigüedades habían sido corregidas, en particular las que habíamos denunciado con el calificativo de “eutanasia enmascarada”.

Pero con ocasión del voto definitivo en el Senado, el Gobierno ha logrado que se rechace este nuevo texto. El proyecto mantiene por tanto las mismas fragilidades que el votado en marzo de 2015. Incluso el adverbio “inútilmente” que Marisol Touraine prometió se iba a suprimir dentro de la expresión “prolongar inútilmente su vida”, se ha mantenido.

Vd. ha convocado a todos para que se manifiesten en las regiones el 3 de octubre. ¿Por qué?

Es absolutamente necesario lograr que se nos escuche cuando la Asociación por el derecho a una muerte digna (ADMD) aprovecha todas las ocasiones. Por lo tanto nos unimos a las trece manifestaciones que bajo el lema “Paliar pero no matar” han sido organizadas en la ciudades-prefecturas de las nuevas regiones el sábado 3 de octubre a las 11 horas.

Lo peligroso de este texto tiene que ser conocido por todos. También hay que lograr que el Gobierno pase de las palabras a los actos en lo relativo a los cuidados paliativos. Desde hace tres años, está repitiendo mes tras mes la misma promesa de poner en marcha un plan para el desarrollo de los cuidados paliativos. Se ha convertido en algo que nunca llega, una coartada perfecta para la ley del fin de la vida, cuando no aporta nada concreto en este campo.

¿Qué piensa Vd. de quienes apoyan esta ley y al tiempo dicen que se oponen a la eutanasia?

Que están jugando con fuego. La ambigüedad del texto no es difícil de probar. Por lo demás, entre las personalidades que se creen en la obligación de apoyarlo, muchos están dispuestos a considerarlo a la vez inútil y peligroso. Pienso incluso que esa es la opinión de Jean Leonetti a cuyo nombre se ha asociado la ley. Ampliamente mediatizada, —cuando en realidad moviliza a pocas personas— la ADMD sirve de espantapájaros, llevando a que algunos apoyen algo malo para evitar algo peor. Pero se trata de un cálculo peligroso. Con la «sedación profunda y contínua hasta la muerte » unida a la falta de hidratación, se desliza uno por la resbaladiza pendiente de la eutanasia.

¿Por qué ?

Provocar deliberadamente la muerte, en pocos días, es una eutanasia que no se llama tal. ¿Es que está justificado eludir ese nombre? Esta deriva entrará como una práctica legítima más de la sedación. La gente está ya alarmada. Lo comprobamos en nuestro sitio internet de ayuda “SOS fin de la vida”. Ya pueden andar diciendo los promotores de la inyección letal que su proyecto explícito y expeditivo es menos hipócrita…Se están apoderando ya de lo que ellos llaman impropiamente “la muerte de hambre y de sed” (es más apropiado decir desnutrición y deshidratación). Ya se sabe cómo saben difundir mediáticamente las “agonías interminables”.

¿Qué postura mantiene Vd. en relación con el movimiento en favor de los cuidados paliativos?

Muchos sanitarios —médicos, enfermeras, psicólogos y voluntarios — se han unido a nosotros para protestar contra esta ley; en su condición de tales pueden muy bien valorar la amenaza que sus disposiciones pueden comportar respecto de su trabajo…

En el plano institucional, me parece que el movimiento de cuidados paliativos se encuentra en una encrucijada. Aun cuando la mayoría de sus miembros siguen siendo hostiles a la eutanasia, algunos se mantienen en la ambigüedad…En particular respecto del suicidio asistido. Una doctrina poco clara de la sedación corre el riesgo de llevar a eutanasias encubiertas. Hacer entrar la eutanasia en los cuidados paliativos es en realidad el objetivo de los que promueven la eutanasia. Y es eso lo que ocurrió en Bélgica donde las dos prácticas ya están entremezcladas, lo que genera confusión e inquietud.

Pero no se debe reducir el debate al personal sanitario o a los que se dedican a los cuidados paliativos. La muerte es algo que a todos concierne. Se relaciona con todas las disciplinas médicas. En Gran Bretaña, donde el Parlamento acaba de votar en contra del suicidio asistido, ha tenido mucho impacto el testimonio de personas minusválidas. Con Philippe Pozzo di Borgo, quien ha lanzado la campaña “Paliar pero no matar”, nosotros decimos: “No enreden con lo que es intocable”. Ante la ley del fin de la vida, del mismo modo que en nuestras manifestaciones, los más frágiles son nuestro primer objetivo.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.